Uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere. (Mario Benedetti)