Lo Esencial es invisible a los ojos. Los Ideales, los Simbolos, los Misterios urgen en este mundo materialista carente de Humanidad