Apr 12, 2015

Renuncié y no me he muerto de hambre | Carolina Chavate

Renuncié a mi trabajo y no me he convertido en un monstruo como Gregorio Samsa, estoy bien. De hecho nunca me había sentido con tanta energía creativa y me parece que eso es bueno.  Creo que la mayor parte de eso que llamamos presión social puede resumirse en una pregunta cotidiana: “¿En qué trabajás?, ¿Para quién o en dónde trabajás?” El mundo no está preparado para escuchar la respuesta...

Proceed to the page: http://linkis.com/edIWW
0/120